Nuestra Luna de miel comenzó en Maui y Oahu, dos hermosas islas que pertenecen a Hawaii. Pudimos observar paisajes divinos y disfrutar de un clima envidiable y la mejor atención. ¡Fue una experiencia inigualable!

Nos recomendaron asistir al “Old Lahaina Luau”, una fiesta hawaiana acompañada de un bufete con alimentos y bebidas típicas de Hawaii. Fue un momento increíble, ya que pudimos conocer más a fondo la cultura y disfrutar de sus famosos bailes. También conocimos el volcán Haleakala, fue una experiencia extraordinaria. ¡Es el paraíso!

Continuamos el viaje en Honolulu, la capital de Hawaii. Es mucho más moderna y vanguardista, abundan los surfistas, las boutiques y los restaurantes de prestigio. Tuvimos la oportunidad de visitar el “Kuloa Ranch”, el lugar donde filmaron grandes películas.

Después nos dirigimos al “Polinesian Cultural Center”, un parque temático localizado en Laie. Ahí se encuentran las representaciones de los poblados que conforman las Islas Polinesias. ¡Una experiencia que no se debe dejar pasar!

Nuestro último día lo dejamos para uno de los mejores momentos del viaje, un paseo en barco para nadar con delfines salvajes, tortugas y ballenas.

Después de nueve días en Hawaii, viajamos a Los Ángeles, recorrimos Hollywood y nos escapamos a Disneyland. Al día siguiente fuimos a Santa Mónica y finalmente visitamos San Diego, donde nos enamoramos del zoológico de la ciudad. ¡La mejor Luna de miel del mundo!

Galería de fotos
0 comentarios

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario

Back to top