Cuando eliges una lámpara, no solo miras el diseño, también es necesario que la ames y la veas perfecta en el espacio donde desees ponerla. Hay lámparas capaces de simular esculturas con su gran tamaño y estilo. Sin embargo, hay otras piezas que con su sencillez y naturalidad, pueden adoptar formas que las haga resaltar en tu hogar. Los nuevos modelos están listos para conquistar y convertir los espacios en algo especial.

Versátiles y camaleónicas

Este tipo de lámpara puede hacer de cada espacio un lugar íntimo. Tiene la capacidad de integrarse en cualquier entorno en el que la pongas, y lograr que resalten tanto el sofá como la cama que son piezas sumamente relevantes. ¡Estamos seguros de que vas a amarla!

En estado puro

Este tipo de lámpara es la mejor forma de expresar la desnudez sin prejuicios. Su diseño sin disfraces y la bombilla expuesta, logran vincularla a un estilo industrial. Además su falta de adornos o pantallas le dan el toque personal que desees. La lámpara en estado puro es perfecta para la cocina, sobre la barra de desayuno, aunque también luce increíble en la sala o en tu habitación.

¡Definitivamente es nuestra favorita!

Elogio a la sencillez

Este tipo de lámpara tiene el poder en sí misma. Puedes encontrarla hecha de madera, sola o combinada con otros materiales que la hacen encajar en interiores rústicos o contemporáneos. ¡No le teme a nada!, ya que se mezcla con el ambiente y se vuelve parte de él de manera natural.

Muchos de estos modelos se encuentran acompañados de otras piezas,así podrás combinarlos en el mismo espacio o distribuirlos para que logres una continuidad visual en todo tu hogar.

 

0 comentarios

Queremos saber tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario

Back to top

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información