Cómo tratar con el invitado no deseado, ¡El Estrés!

9 marzo 2018 | Por: Maru Sansores

¡Felicidades!

Te entregaron un hermoso anillo, estás comprometida y ahora empiezas a definir cada detalle de tu boda; por supuesto que querrás que sea la más bonita, la más divertida, con la comida más rica, con los arreglos divinos y tú, hermosa con un vestido precioso donde seas la reina de ése día.

Y conforme pasan los días un invitado no deseado va apareciendo: ¡el estrés!

Sin que tú lo hayas invitado, él llega a tomar el lugar de honor y empiezas a sentirte presionada, ansiosa, nerviosa es decir, estresada.

Bueno, te contaré que sucede en nuestro cuerpo para que te des una idea mejor de como lo podemos trabajar y por que:

El sistema nervioso puede influir críticamente en tu estado de ánimo, en tu salud ó hasta en tu meta de bajar de peso ya que determinará cuál combustible es mejor utilizar para tu cuerpo en supervivencia.

Hablemos de dos zonas: zona roja y zona verde

La zona roja es aquella que se activa cuando estamos estresados, atareados, preocupados por el futuro, donde todo urge. La zona verde es aquella que se activa para relajar, para que nuestro organismo funcione adecuadamente para la digestión, para dormir y reparar nuestro cuerpo mejor y para la reproducción.

Estar en la zona roja, le comunica a tu cuerpo que no estás segura, que estás en peligro y que necesitas almacenar grasa en lugar de quemarla para sobrevivir. Aquí se dispara la adrenalina y cortisol (hormonas del estrés). Por lo que es sumamente importante estar menos tiempo en esta zona para tener una mejor energía, estar en balance, dormir mejor y disminuir grasa corporal.

Lo mejor que podemos hacer es estar más tiempo en la zona verde y menos tiempo en la zona roja para que podamos controlar nuestro estrés y no que él nos controle a nosotros.

Me dirás; a ver Maru, ¡eso es imposible!

No, no lo es. Aquí te daré 3 sencillas prácticas que te mantendrán en balance, disfrutarás tus preparativos y llegarás más que hermosa a tu boda. ¿Lo mejor? Adoptarás increíbles hábitos que te harán llevar un estilo de vida saludable de aquí al futuro:

1.- Evita o disminuye tu consumo de cafeína a una taza al día y no más de las 10 am. La cafeína dispara la adrenalina y ésta comunica que estés en la zona roja.

2.- Practica un ritual matutino y otro nocturno donde realices una meditación o agradecimiento. Tu sistema nervioso no puede procesar el estrés y agradecimiento al mismo tiempo por lo que bloqueará al estrés y te situará en la zona verde.

3.- Cuando te sientas estresada, apártate y respira diafragmáticamente. Coloca tus manos una sobre otra en tu abdomen. Al inhalar expande tu abdomen y posteriormente exhala suave, pausadamente y largo. Repite 10 veces. Esto te mantendrá en la zona verde.

Tómate el tiempo para realizarlos, ¡de verdad vale la pena!

 Maru Sansores

Por: Maru Sansores

FITNESS & HEALTH : Soy una mamá apasionada del fitness y de un estilo de vida saludable para mi y para mi familia. Como Health Coach certificada por The Institute Integrative Nutrition de NY me encanta compartir mis tips, recetas y artículos para cambiar la vida de las personas incluyéndote a ti y adentrarlos a este maravilloso mundo.

El placer de leer es doble cuando se comparte esta publicación

0 comentarios

Queremos saber tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario

Back to top

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información

Cómo tratar con el invitado no deseado, ¡El Estrés! - Revista Feztiva.com

¡Felicidades!

Te entregaron un hermoso anillo, estás comprometida y ahora empiezas a definir cada detalle de tu boda; por supuesto que querrás que sea la más bonita, la más divertida, con la comida más rica, con los arreglos divinos y tú, hermosa con un vestido precioso donde seas la reina de ése día.

Y conforme pasan los días un invitado no deseado va apareciendo: ¡el estrés!

Sin que tú lo hayas invitado, él llega a tomar el lugar de honor y empiezas a sentirte presionada, ansiosa, nerviosa es decir, estresada.

Bueno, te contaré que sucede en nuestro cuerpo para que te des una idea mejor de como lo podemos trabajar y por que:

El sistema nervioso puede influir críticamente en tu estado de ánimo, en tu salud ó hasta en tu meta de bajar de peso ya que determinará cuál combustible es mejor utilizar para tu cuerpo en supervivencia.

Hablemos de dos zonas: zona roja y zona verde

La zona roja es aquella que se activa cuando estamos estresados, atareados, preocupados por el futuro, donde todo urge. La zona verde es aquella que se activa para relajar, para que nuestro organismo funcione adecuadamente para la digestión, para dormir y reparar nuestro cuerpo mejor y para la reproducción.

Estar en la zona roja, le comunica a tu cuerpo que no estás segura, que estás en peligro y que necesitas almacenar grasa en lugar de quemarla para sobrevivir. Aquí se dispara la adrenalina y cortisol (hormonas del estrés). Por lo que es sumamente importante estar menos tiempo en esta zona para tener una mejor energía, estar en balance, dormir mejor y disminuir grasa corporal.

Lo mejor que podemos hacer es estar más tiempo en la zona verde y menos tiempo en la zona roja para que podamos controlar nuestro estrés y no que él nos controle a nosotros.

Me dirás; a ver Maru, ¡eso es imposible!

No, no lo es. Aquí te daré 3 sencillas prácticas que te mantendrán en balance, disfrutarás tus preparativos y llegarás más que hermosa a tu boda. ¿Lo mejor? Adoptarás increíbles hábitos que te harán llevar un estilo de vida saludable de aquí al futuro:

1.- Evita o disminuye tu consumo de cafeína a una taza al día y no más de las 10 am. La cafeína dispara la adrenalina y ésta comunica que estés en la zona roja.

2.- Practica un ritual matutino y otro nocturno donde realices una meditación o agradecimiento. Tu sistema nervioso no puede procesar el estrés y agradecimiento al mismo tiempo por lo que bloqueará al estrés y te situará en la zona verde.

3.- Cuando te sientas estresada, apártate y respira diafragmáticamente. Coloca tus manos una sobre otra en tu abdomen. Al inhalar expande tu abdomen y posteriormente exhala suave, pausadamente y largo. Repite 10 veces. Esto te mantendrá en la zona verde.

Tómate el tiempo para realizarlos, ¡de verdad vale la pena!

0 comentarios

Queremos saber tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario