Hygge es un arte implementando por los daneses con el propósito de que las personas comiencen a disfrutar de las cosas sencillas. Se trata de sentirte acogido, seguro, cómodo y protegido.

Ahora que el secreto de convertir tu hogar en un espacio acogedor se ha revelado, te traemos las claves que te ayudarán a ponerlo en práctica para disfrutar de una gran velada en el comedor.

Conserva las conversaciones fluidas

El objetivo de las reuniones hyggeligs es conectar con la gente, que todos se sien- tan parte del grupo y participen en la conversación. Es por esto que la distri ución de sillas es muy importante. Una mesa redonda te ayudará a que nadie quede aislado. Además, evita utilizar adornos altos que impidan que las personas se vean durante la conversación.

¡Las texturas son muy importantes!

El arte hygge se trata de sentir, de reconciliarte con el mundo y conectar tus emociones y sentidos. Para esto, es importante utilizar materiales naturales, cálidos y acogedores, como la madera, la lana, el algodón o el lino.

Utiliza sillas cómodas

Las sillas que tienen respaldo alto para descansar y con apoyabrazos es perfecta porque te da la posibilidad de sentarte cerca y sentir la proximidad. Otro ele- mento pueden ser los taburetes, ya que son fáciles de transportar y permiten la reorganización de los asientos al gusto de los invitados.

Elementos curvos que te harán feliz

Las piezas curvas te invitan a tocarlas. Son objetos que aportan tranquilidad y descanso. Nuestro consejo es que evites las vajillas rectas o con bordes muy definidos.

La regla de oro: compartir

Haz que tus invitados se sientan en casa. Deja que te ayuden a poner la mesa y a cocinar. Te aconsejamos servir la comida en bandejas para que ellos puedan to- mar lo que deseen.

Las luces tenues son las protagonistas

La iluminación es primordial en una habitación rodeada de la atmósfera hyggelig. Te aconsejamos utilizar una lámpara de techo que cuelgue, ya que mantendrá a todos bajo su halo de luz. Otro elemento que no puede faltar son las velas, pues su llama representa el calor vivo y auténtico que favorece el hygge.

Deja atrás la formalidad

Una casa con la decoración forzada no es nada acoge- dora. Te recomendamos utilizar piezas con imperfecciones, muebles en los que se note el paso del tiempo y cojines en el suelo.

¡El resultado será súper hyggelig!

0 comentarios

Queremos saber tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario

Back to top

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información