Las medias tintas en la decoración no son nuestras favoritas, pero en el caso de “half painted” haremos una excepción ¡porque nos encanta! Significa literalmente pintar a medias y es una tendencia que pisa con fuerza y está en todas partes.

Consigue un efecto increíble

El half painted consiste en pintar la parte inferior de una pared o un mueble de un color más oscuro y la parte de arriba de un tono más claro o bien dejarla tal cual. Es imperfecto y genial. No importa que se vean los brochazos en la zona de transición entre los colores, le dará un aspecto moderno y mucho más cool.

Combina sin miedo

Lo habitual es que el tono más oscuro quede en la parte inferior. Sin embargo, no hay normas que prohíban que sea al revés. Si tienes luz y espacio suficiente, el oscuro puede ir arriba. Tendrás una decoración con mucho carácter y personalidad. Lo que nunca falla es que el más claro sea un blanco roto o un gris muy claro. Queda genial con colores de moda, como rosas empolvados o amarillo.

Adiós a las líneas rectas

Puedes pintar en diagonal, formando pequeños triángulos o con un acabado dentado, a veces la transición es un poco alocada, pero el half painted puede con todo. Divide las puertas en dos triángulos y pinta de un color impactante una de las mitades. ¡A eso se le llama protagonismo!

¡Manos a la obra!

Si no sabes por dónde comenzar, hazlo en algo pequeño. Pintar algunos complementos será un gran punto de partida. Puedes dejar que la pintura gotee un poco, le dará un toque único. Los muebles antiguos son perfectos para iniciar. Es una manera fácil y rápida de darles una nueva vida. Atrévete, sabemos que lo estás deseando…

 

 

 

 

0 comentarios

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario

Back to top