La guía completa para lograr un rostro perfecto este 2019

10 enero 2019 | Por: Cinthia Briceño

Aunque parezca increíble, la piel es el órgano más grande que tenemos, es la barrera entre nuestro organismo y el exterior; y si nos referimos al rostro, es aún mayor el cuidado que debemos tener pues esta parte se encuentra siempre expuesta; entonces ¿Cómo debemos cuidarla?

DE AFUERA HACIA ADENTRO:

Para lograr un rostro envidiable, es importante tener una rutina que sea periódica e involucre todos los pasos necesarios para ello. Es indispensable comenzar el cambio desde adentro, pues bien sabemos que todo lo superficial es reflejo de lo interno.

Comer balanceado: es recomendable consumir cinco comidas al día, esto mantendrá tu organismo activo; entre comidas podrías optar por almendras, que cuentan con aceites que proporcionan a la piel elasticidad e hidratación.

Agua, mucha agua: Es básico para eliminar toxinas de tu cuerpo. Las manchas, el acné y muchas de las imperfecciones de la piel, son el resultado de un organismo intoxicado. Bebe por lo menos 8 vasos de agua al día.

Dormir bien: Dormir entre 6 y 8 horas cada noche. Al dormir más y mejor, la piel del rostro estará más joven, más fresca, más brillante y más elástica. ¡Es como ir al salón de belleza mientras estamos en la cama! Si no descansas lo suficiente tendrás la piel áspera, apagada y sin vida.

Consume vitamina E: Es esencial para tener una piel radiante; consigue, entre otras cosas, difuminar las cicatrices, eliminar los pequeños granitos e imperfecciones y una barrera natural para proteger la piel de los rayos solares. Puedes consumirla en semillas, suplementos o cápsulas.

CUIDADOS BÁSICOS DIARIOS:

Debes saber que los cuidados que le des a tu piel desde ahora, se van a reflejar con la edad, así que comienza a cuidarla como se merece. Es fundamental que todos los productos que elijas sean adecuados para tu tipo de piel. Si aún no sabes qué tipo de piel tienes, descarga aquí una guía que te ayudará a descubrirlo.

POR LAS MAÑANAS

Limpieza: Utiliza un limpiador suave, puede ser en gel, en espuma o en barra y masajea la zona con la yema de tus dedos o un cepillo electrónico que estimulará la circulación de tu rostro.

Tonifica: Es necesario para retirar células muertas y funciona como una mini exfoliación diaria, además prepara tu piel para absorber el hidratante y tratamientos posteriores.

Suero: La clave para mantener la piel sin manchas, líneas de expresión y granitos es el serum, se aplican unas gotas (frente, mentón, mejillas y nariz) y se extiende con la yema de los dedos por todo el rostro.

Tratamiento de ojos: Esta zona es mucho más delgada por lo cual requiere un cuidado extra, busca un gel que desinflame y aminore las ojeras, si ya cuentas con algunas arruguitas, opta por una crema antiedad y aplica con el dedo anular dando ligeros golpecitos. Si tienes más de 25 años este paso es fundamental, ¡No puedes saltártelo!

Hidratación: Así como tu cuerpo, tu piel también necesita hidratación. Opta por una crema ligera de fácil absorción para mantenerla firme y saludable. ¡Este paso retrasa la aparición de arrugas de una manera increíble!

 

Protección Solar: Este es el paso más importante de la rutina, cierra con broche de oro aplicando un bloqueador solar de textura fluida, para que no aporte peso al maquillaje, de preferencia elige uno que sea FPS 50.

 

 

POR LAS NOCHES:

Desmaquillar: ¡Jamás duermas con maquillaje!, esto envejecerá tu piel y arruinará toda la magia que la rutina de día hará por ti. Puedes optar por lavar tu rostro con el mismo limpiador que usarás por la mañana y agrega algún desmaquillante bifásico para los ojos y maquillaje a prueba de agua.

Tonifica: Aplica en un algodón un poco de tonificante, que a la vez va a retirar los restos de maquillaje que pudieran quedar y preparar tu piel para el paso que sigue.

Hidrata: Puedes utilizar la misma crema hidratante de la mañana, da unos ligeros toques con la yema de tus dedos para que penetre adecuadamente y estimule la circulación.

 

 

Ojos: Utiliza una crema o gel de contorno de ojos antiedad o desinflamante, este es el secreto para despertar sin bolsitas y lucir una mirada descansada y radiante.

¡Ahora sí! Ya tienes una rutina rápida y básica para cuidar tu rostro y mejorar su aspecto. No está de más decirte que te tomes unos minutos al día para consentirte y hacer de estos pasos un mini ritual. Ponlos en práctica lo antes posible y notarás cambios significativos. ¿Lista para ponerlos en práctica?

 

 

 

 Cinthia Briceño

Por: Cinthia Briceño

Comparte este post y ayuda a otras novias a no estresarse

0 comentarios

Queremos saber tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario

Back to top

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información