Cuando recurrimos a alguien que se ocupe de la organización de nuestra boda es por  cientos de razones como: falta de tiempo, desconocimiento de cómo organizar el evento o por seguridad. Todas son absolutamente válidas.

Las personas piensan que contratar un organizador es carísimo y que solo las novias con dinero pueden hacerlo, ¡Es hora de desmentirlo!, ya que un Wedding Planner se encarga de armar tu boda con el presupuesto que desees.

Los Wedding Planner trabajan con un grupo de proveedores de confianza, esto puede ser útil, ya que consiguen precios accesibles y de calidad. Además, te dan toda la libertad de elegir lo que deseas. Lo más importante es que los detalles tengan tu toque especial.

Antes de contratar a la persona que planeará tu boda, es importante preguntarle por su experiencia y el método de cobro por sus servicios. Es importante dejar todo claro desde el primer momento y evitar sorpresas posteriores.  Disfrutarás de tu día sin nada de que preocuparse, ya que un profesional se encargará de evitar problemas, y si algo sucede, lo resolverá.

El organizador debe ser una persona detallista, creativa y simpática. Lo más importante es que te escuche y entienda lo que quieres. Si no tienes una buena conexión, es mejor contratar a otro. Recuerda que es tu boda, son tus ideas y gustos.

Disfruta de los preparativos, relájate y no importa si contratas o no a un Wedding Planner, ¡Ese día todo será maravilloso!

Por: Nardo Eventos

0 comentarios

Queremos saber tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario

Back to top

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información