Reglas y tiempos para elegir tu vestido de novia

 

Fuente: Guadalupe Pumarejo

El vestido de novia es la tarea más importante y nuestra favorita al organizar una boda. Elegir el atuendo que soñamos desde niñas y poder hacerlo realidad es una experiencia maravillosa. Espera, te dejamos ir por un pañuelo para limpiarte las lágrimas antes de continuar.

Es necesario regresar a lo importante, antes de iniciar la búsqueda implacable del vestido perfecto, tienes que conocer estas reglas que te ayudarán a tener éxito.

Regla 1: entre 12 Y 9 meses antes del gran día

En esta etapa tu trabajo consiste en imaginar cómo será el vestido con el que siempre soñaste. Si quieres un poco de inspiración, busca en revistas e internet y descubre cuáles son las tendencias del momento.

Lo más importante, establece un presupuesto. Posteriormente, es necesario que elijas qué tipo de boda quieres tener, el lugar dónde se realizará, la fecha y la hora.

Regla 2: entre 8 Y 6 meses antes del gran día

¡Llegó el momento! Es el mes perfecto para comenzar a buscar tu vestido de novia, así el tiempo no te tomará por sorpresa. Por lo tanto, tienes que comenzar a hacer las citas necesarias para conocer tus opciones.

Una vez que elijas las posibles opciones, utiliza el séptimo mes para regresar a las tiendas y probártelos nuevamente.

El mes número seis es la fecha límite para elegir el vestido de novia, una vez que lo hagas, ¡cómpralo!, es todo tuyo. Ahora puedes comenzar a buscar los zapatos adecuados, el tocado, el velo y el resto de los accesorios.

Regla 3: entre 5 Y 3 meses antes de la Boda

La primera tarea que debes realizar en esta etapa es confirmar en la boutique la fecha en la que tu vestido será entregado. Una vez que esté disponible, ¡es tiempo de realizar la primera prueba!

Menciona todos los detalles que no te convenzan, revisa que se ajuste a tu cuerpo y pide los cambios necesarios para que quede perfecto.

Regla 4: entre 2 meses Y 2 semanas antes de la Boda

¿Estás lista para la última etapa? Aquí realizarás la segunda prueba del vestido y la tercera, la cuarta o ¡la mil!, hasta que estés completamente feliz con el resultado.

Ahora, solo queda esperar para recoger el vestido ¡qué emoción! Cuando vayas por él, pruébatelo nuevamente, ya que después de eso, tendrás que guardarlo hasta el gran día.

Montserrat Novias

0 comentarios

Queremos saber tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario

Back to top

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información