Conozco a Pau desde hace mucho tiempo, fue hasta hace un año y medio que nos hicimos novios. Ambos atravesamos situaciones difíciles que terminaron por juntarnos, nos conocíamos muy buen y nos dimos cuenta de que como pareja sería mejor.

Proponerle matrimonio fue algo que planeé durante mucho tiempo, quería que todo fuera perfecto y no olvidara ni un solo detalle.

Unos meses atrás organizamos un viaje a San Diego para ir al concierto de Coldplay, nuestro grupo favorito, entonces pensé que era el momento perfecto para pedirle que se casara conmigo. Fue emocionante planear todo a larga distancia, afortunadamente contaba con la ayuda de su hermana.

¡Por fin llegó el tan esperado momento!, ella no lo esperaba para nada caminamos por la playa hasta que nos encontramos en un picnic rodeados de un increíble atardecer, se sorprendió muchísimo al verlo.

La abracé, le tomé las manos y le dije que iba a amarla por siempre, que quería compartir mi vida con ella y dedicarme a hacerla feliz, por supuesto, le pregunté si aceptaba ser mi esposa, de inmediato se puso a llorar y me dijo que si en un instante.

Un par de días después, ya comprometidos, fuimos al concierto y lo disfrutamos por completo. Definitivamente fue un viaje que nunca olvidaremos y el mejor inicio que uno que comenzaremos juntos.

0 comentarios

Queremos saber tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario

Back to top

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información

Hacienda Santa Lucia Kantoyna

Gana tu luna de miel en la Riviera

Rifaremos un cupón con valor de $20,000 en la renta de la hacienda

You have Successfully Subscribed!