Beto y yo nos conocimos hace tres años. Compartimos por mucho tiempo a nuestros amigos, todo el tiempo salíamos en grupo y nos llevábamos súper bien, pero nunca nos vimos como algo más. Hace como cinco meses tuvimos un plan grupal y todos nos dejaron mal, así que salimos juntos con otras personas. Desde ahí comenzamos a platicar más y todo comenzó a cambiar. Durante un tiempo hablábamos todos los días, salíamos solos con más frecuencia, hasta que nos hicimos novios. Nuestra relación se volvió muy fuerte, prácticamente vivíamos juntos. Un día, entre pláticas, salió el tema del matrimonio. Nos sentíamos tan a gusto el uno con el otro y en confianza que se hizo parte de nuestros planes de forma natural.

0 comentarios

Queremos saber tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario

Back to top

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información