Rafa y yo nos conocimos hace dos años por una amiga que tenemos en común. Creo que no tuve la mejor primera impresión de él, ya que desde el instante en que lo vi me dijo que sería su novia. En ese momento me reí muchísimo porque jamás imaginé que estaría completamente enamorada de él. Pasaron dos semanas desde que nos vimos por primera vez, tuvimos algunas reuniones e historias de relaciones pasadas, hasta que por fin me invitó a salir. Sin embargo, no hubo nada confirmado y al día siguiente, al terminar de trabajar, estaba esperándome para darme una sorpresa. Me llevó a un parque donde platicamos por mucho tiempo. ¡Solo podía pensar que estaba loco!

Después de nuestra primera cita, comenzamos a salir cuando podíamos, hasta que en septiembre me preparó una cena súper especial para pedirme que sea su novia. Por supuesto, acepté. Un año después, el día de mi cumpleaños, hicimos un tour por todas las playas de Yucatán y por la noche tuvimos una cena familiar un poco sospechosa, pues todos estaban súper arreglados. Decidí vestirme un poco más para la ocasión y regresando del cuarto, cuando pregunté la hora de la cena, mi papá gritó: ¡Rafa ya es hora! No sabía que pasaba hasta que lo vi de rodillas con un anillo hermoso, preguntándome si quería ser su esposa. No había otra respuesta que no sea sí, yo también estaba loca por él. Hemos planeado la boda desde entonces y tengo que decir que me casaré con una persona maravillosa, que lo único que quiere es verme feliz y ha cumplido uno de mis más grandes sueños. ¡Tener una boda temática de Harry Potter! Nunca dudé que Rafael era el indicado para dar ese paso. Estoy segura de que es el hombre con la que toda mujer sueña.

0 comentarios

Queremos saber tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario

Back to top

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información