Irazul y yo nos conocimos un diciembre del 2011 durante una cena con mi hermano y su novia. Ahí surgió el flechazo. Al principio no fue fácil, ya que yo estaba de
vacaciones y a los pocos días tenía que regresar al DF a continuar mis estudios. Sin embargo, pudimos sortear la distancia hasta que por fin regresé y continuamos nuestra relación. Ahora somos los mejores amigos, confidentes y novios.

Fue muy difícil decidir dónde pedirle que nos casemos, hasta que se me ocurrió hacerlo en Isla Mujeres. Le dije que nos iríamos un fin de semana a la playa, ya todo estaba arreglado. Tenía el anillo, el hotel y una reservación en un restaurante a la orilla del mar con un montaje romántico. Todo estaba planeado, ¡pero tardo mil horas en arreglarse!, y terminé planchándole el cabello mientras ella se maquillaba. Para cuando llegamos al restaurante, ya estaba muy nervioso. Un rato después, el mesero nos trajo una charola con el anillo de compromiso adentro, y así fue como le pedí que nos casáramos teniendo el Caribe y el atardecer como el fondo perfecto.

Fue el fin de semana más maravilloso de nuestras vidas. ¡Por fin estaremos juntos para siempre!

“Mi lugar favorito sigue siendo junto a Ti“ 

Galeria de Imagenes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Queremos saber tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario

Back to top

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información