br0u8106Somos una pareja muy sencilla. Desde el principio de la relación, planeamos nuestro futuro con la posibilidad de vivir una aventura. Para nosotros, el concepto de
compromiso eran las ganas de vivir nuestra vida juntos y lograr varios proyectos en los que trabajamos.

Pensé que pedirle matrimonio sería fácil, pero se volvió complicado. Sin embargo, las señales se fueron presentando solas, como el poema que había escrito un amigo, al que por supuesto recurrí, ya que era perfecto para dedicarle a la persona con la que quieres compartir tu vida. En cuanto al anillo, lo mandé a pedir desde Cancún, era hermoso, gigante y sabroso, un Ring Pop. Me di cuenta muy tarde que podía comprarlo en cualquier Oxxo.

El lugar perfecto para proponérselo era el techo de la casa de Mariana, pues habíamos planeado ver las estrellas ahí. Puse la canción, saque el anillo de su envoltura, extraje el papelito con el poema y antes de hincarme, indiqué por celular la hora en la que comenzarían los fuegos artificiales.

Mariana me dio un sí acompañado de los fuegos artificiales más puntuales en el universo. En ese momento, le hicimos saber al mundo que íbamos a estar juntos para toda la vida.

“Si pudiera volver al futuro, te visitaría a ti, a ti que le das sentido al camino, a la locura y a mi vida”

Galería de fotos
0 comentarios

Queremos saber tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario

Back to top

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información