Nos conocimos desde la prepa, hace once años. Nos hicimos amigos y al poco tiempo, notamos que se convirtió en amor. Desde ese momento nos volvimos inseparables. Nos comprometimos el 26 de agosto del 2019. Marco preparó una cena sorpresa muy hermosa, y ahí me dio el anillo.

Íbamos a celebrar nuestra boda el 15 de Noviembre, pero debido al COVID-19, tuvimos que cambiar la fecha. Al principio fue difícil tomar esa decisión, hubo momentos de incertidumbre, pero entendimos la situación. Sabemos que muchos novios están pasando por lo mismo y no queremos arriesgarnos nosotros y a nuestras familias.

 

 

Planear la boda en la pandemia ha sido un poco diferente a como imaginamos, porque las citas tuvieron que posponerse y posteriormente, reprogramarse a través de internet. Estamos súper agradecidos con la tecnología y las miles de aplicaciones para hacer videollamadas, nos han facilitado el proceso.

 

 

Aunque no es posible saber cuándo va a regresar todo a la normalidad, mantenemos la esperanza de que pronto podremos celebrar junto con las personas que amamos.

Locación: Hacienda Santa LucÍa Kantoyná

Fotógrafo:  Pinzón Fotografía

0 comentarios

Queremos saber tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario

Back to top

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información